Ranking Hombres
RANKING HOMBRES
    12 Años Masculino
  1. Alejandro Arcila (ANT)
  2. Santiago Angel (RIS)
  3. Pablo Suárez (ANT)
  4. Lucas Velasco (RIS)
  5. Jerónimo Rubio (CUN)
    14 Años Masculino
  1. Eduar Castañeda (BOG)
  2. Alejandro Arcila (ANT)
  3. Juan Díaz (BOG)
  4. Joseph Urbano (BOG)
  5. Cesar Mahecha (SAN)
    16 Años Masculino
  1. Johan Rodríguez (HU)
  2. Nicolás Niño (SAN)
  3. Eliezer Gonzalez (BOG)
  4. William Ribero (SAN)
  5. Jhoan Vaquero (VAL)
    18 Años Masculino
  1. Jhoan Rodríguez (HUL)
  2. Mateo Gómez (RIS)
  3. Nicolás Cortés (BOG)
  4. William Ribero (SAN)
  5. Tomás Gómez (BOG)
Ranking Mujeres
RANKING MUJERES
    12 Años Femenino
  1. Valentina Mediorreal (BOG)
  2. Valeria Amorocho (BOG)
  3. Mariana Higuita (ANT)
  4. María José Sánchez (SAN)
  5. Laura Galeano (ANT)
    14 Años Femenino
  1. María Paz Ospina (BOG)
  2. Daniela Tijaro (BOG)
  3. Valentina Rodas (ANT)
  4. María Mejía (ATL)
  5. Isabella Benavides (VAL)
    16 Años Femenino
  1. Marianna Murcia (BOG)
  2. Carol Mora (TOL)
  3. Valeria Silva (BOG)
  4. Sofía Cárdenas (CUN)
  5. Isabella Rivera (ANT)
    18 Años Femenino
  1. María C Osorio (NOR)
  2. María Torres (HUI)
  3. Jessica Plazas (BOG)
  4. Marianna Murcia (BOG)
  5. Antonia Samudio (BOG)
noticias
12/06/2020
Sara Lozano y su punto ganador: la mente

‘Ser la número uno del mundo y convertirse en leyenda’, ese es el sueño de una niña de 9 años, quien a su corta edad ya tiene definido uno de sus principales objetivos y lucha fuertemente para alcanzarlo. Lejos de un mundo de muñecas, Sara Lozano -la protagonista de esta historia-, encontró que su mejor juego y diversión estaba en una cancha de tenis, sintiendo la adrenalina de la competencia y la felicidad del triunfo.

 

Nació el 2 de abril de 2011, en una familia que tal vez nunca imaginó el talento que venía con ella; sólo cuatro años después el destino se encargaría de revelarles el camino que al parecer está trazado para su vida.

 

“Todo inició con mi hermano Daniel y mi mamá. Mi hermano, empezó a tomar clases de tenis por parte de un programa de su colegio, mi mamá lo llevaba a él y a mí para acompañarlos; un día, el profesor Juan Carlos, quien era el entrenador de Daniel en ese momento, me invitó a entrar, y me explicó cómo pararme y pegarle a la pelota, desde entonces me enamoré del tenis y ya no quise salir de la cancha”, recuerda Sara.

 

El 3 de octubre del 2015, dentro del compromiso de responsabilidad social y de masificación del tenis en la capital colombiana, la Liga de Tenis de Bogotá lanzó la campaña: ‘Talentos 10’, un programa que desde entonces busca descubrir a las futuras promesas del tenis bogotano, en este participan niños entre los 4 y 10 años que nunca han tenido una formación deportiva en tenis y a quienes se les otorga una beca por un tiempo determinado para iniciar su proceso. Sara participó, obtuvo la beca, arrancó sus entrenamientos con el profesor Lubin Botero, quien se encargó de darle las bases necesarias para en adelante convertirse en un referente del tenis infantil en Bogotá.

 

“Para mí es un honor y una gran responsabilidad representar a la Liga de Tenis de Bogotá. Ellos tienen un equipo grandioso y llevan el proceso poco a poco, la técnica, el servicio, muchas cosas. Considero que es una institución de excelente calidad técnica y humana, muy dedicados a la disciplina del tenis; por eso, siento gran felicidad que me escogieran como imagen de su Liga”, manifiesta Sara, quien utiliza la camiseta de la Liga mientras hacemos esta entrevista por videollamada, aun sabiendo que el producto final irá de manera escrita.

 

Muy rápido, Sara empezó a participar y ganar en los festivales, esto la llevó a ubicarse siempre en los primeros puestos del ranking en su categoría, “su fortaleza mental le ha permitido ser siempre muy competitiva y guerrera, llevándola a esforzarse al máximo para no querer perder ni un solo punto. Por lo general, lo que más le ánima es competir o sentir que la retan, eso la prende y motiva más (...) Las niñas no son muy competitivas; pero a ella le fascina, así sea contra hombres, siempre lo hace de manera muy natural”, expresa Gabriel Chacón, entrenador de la Liga de Bogotá y quien lleva el proceso de Sara desde los 5 años.

 

Ese talento desbordado en esta pequeña niña, generó que ‘Wilson’ -reconocida marca de tenis no solo en nuestro país sino en todo el mundo-, fijara sus ojos en ella. A partir del mes de julio del 2019, Sara ingresó al grupo de jugadores en Colombia patrocinados por esta entidad. “Para Wilson Colombia es de gran orgullo apoyar a los jóvenes talentos que vienen desarrollándose en el país, en especial los de Bogotá; ya que, fue la primer Liga en abrirnos sus puertas y permitirnos ser parte de este maravilloso equipo que está formando una nueva generación del tenis colombiano”, sostiene Jorge Kasabdji, Gerente Comercial de la marca Wilson Colombia.

 

Para Sara y como a toda niña de su edad, el mundo le gira a partir de la diversión; por eso, también le gusta la natación o cualquier deporte que le genere esas emociones, y cuando entra a una cancha de tenis, además de talento irradia alegría, “cuando compito siento una felicidad muy grande, me divierto mucho, lo disfruto y siempre aprendo algo nuevo”, puntualiza.

 

En ese proceso de aprendizaje le ha tocado ir un paso adelante. Ganar no es suficiente. Su formación no va acorde a la edad sino a sus condiciones deportivas; por eso, en este 2020, antes de estar en casa por una pandemia que la separó de su lugar favorito -un campo de tenis-, sus entrenadores y todo el cuerpo técnico de la Liga de Tenis de Bogotá que la acompaña, decidieron apostarle a su incursión en torneos nacionales juveniles de la Federación Colombiana de Tenis, la idea más allá de salir vencedora de la categoría 12 años, era que ésta conociera ese nuevo mundo, afrontara retos desconocidos hasta ese momento y siguiera por el camino hacia sus sueños. “Ha sido un proceso muy organizado y de mucha responsabilidad junto a mis entrenadores, en especial mi profe Gabriel. Él me explicó la diferencia de juego y así empezamos otro nivel de entrenamiento. Yo hago mis tareas con mucha disciplina, por eso después se dan los resultados”.

 

En su debut en torneos grado 4, Sara Lozano, salió campeona al superar a una contrincante tres años mayor que ella y con un metro de estatura de ventaja; factores que, para un deporte como el tenis, pueden llegar a cumplir un papel fundamental, más no determinante, para una jugadora que lleva su poder en la mente…y en el golpe de derecha. < < Confío en mi trabajo. En ese momento de la final pensé: “yo de novata y llegué hasta aquí, vamos a darla toda, así gane o pierda vamos a luchar”, y jugué mi tenis y terminé ganando > >.

 

“La fortaleza mental de Sarita es algo impresionante. Ella presenta madurez a la hora de analizar las cosas tanto si gana o pierde. Todo lo engloba desde el disfrute hacia el deporte; presenta pasión queriendo siempre estar dentro de la cancha. Los errores los ve como una posibilidad en mejorar, su manejo de emociones es de resaltar, ya que siempre encuentra la forma de motivarse y ver la adversidad como un reto grato”, señala Iván Gamboa, psicólogo deportivo de la Liga de Bogotá, extenista, y quien ha presenciado los últimos dos años de formación de la jugadora.

 

“Generalmente en un partido se le escucha automotivándose, diciéndose siempre que ella puede, que va a remontar. Esa actitud positiva la ha ayudado a sobresalir en situaciones difíciles (…) La capacidad de aprendizaje que tiene, se adapta a las situaciones o al medio que la rodea para cumplir un objetivo, en este caso el tenis de campo”, añade el entrenador Chacón.

 

Sara es una niña que además se caracteriza por la disciplina, algo no muy habitual para alguien de su edad. “Mis padres me han enseñado que esto es un equipo y si me gusta tengo que cumplir con mi parte, para ser una gran persona y deportista”. Por eso, sus calificaciones estudiantiles son impecables, está en el programa de la filarmónica del colegio, lee lo que más puede sobre tenis, cocina, pasa tiempo con su hermano, a quien aprovecha además para preguntarle sobre este mundo que los dos comparten: investigan y crecen juntos en el tenis de campo. Hace entrenamiento físico 3 días y trabajo en campo los 7 de la semana; no lo hace por presión, sí por pasión.

 

En estos días de confinamiento por el COVID-19, sus rutinas y la de todos los deportistas han cambiado indudablemente, pero la capacidad de resiliencia la mantiene de pie, expectante a lo que vendrá y sin bajar la guardia.  “Bueno, en la mañana hago lo normal y estudio, procuro sacar los trabajos antes de que me los pidan, para aprovechar y hacer otras cosas. Luego, realizo una rutina de físico que me envía Vivi, Directora de Braveness; después, tipo 5:00 p.m., empiezo a entrenar en las clases virtuales de la Liga, ahí termino y como mi papá tiene un taller automotriz, él trata de dejarme un espacio para trabajar en la pared, así practico y sigo mejorando -y sobre lo que viene-, por ahora solo espero retomar mi entrenamiento en la cancha para poder competir, y luego esperar que se reactive el circuito deportivo, y ahí así fijar nuevas metas”.

 

Tal vez es muy prematuro para saber qué le depara la vida a Sara. Si como Serena Williams, María Sharápova, Simona Halep, el mismo Rafael Nadal o Roger Federer, íconos en su camino y en el tenis mundial, ella llegará a los Grands Slam; por ahora, lo único realmente claro, es el gran potencial que hay en ella. Su juego y su mente, los mejores aliados.

 

“La verdad es que en el circuito hay jugadoras muy fuertes, pero todos los días a la única que pienso en superar es a mí misma”, concluye.

 

 

 

Por: Leidy Ospina

@Leidyj30

Liga de Tenis de Bogotá

 

compartir esta noticia
otras noticias